El distanciamiento social y lo que implica en la recuperación activa de las adicciones

La pandemia de COVID-19 (coronavirus) ha iniciado una respuesta pública drástica, incluidas las solicitudes de distanciamiento social y de cuarentena para aquellos que posiblemente estén enfermos. Para la mayoría de las personas, estas medidas generan molestias. Pero para los más vulnerables, el distanciamiento social puede acarrear problemas. Los niños que dependen de las escuelas para comer pueden sufrir de hambre. Las personas y familias que están en refugios muy concurridos presentan un mayor riesgo. Las personas mayores que viven solas o en centros de cuidados a largo plazo también presentan un mayor riesgo y podrían pasar períodos extensos sin conexiones sociales. Pero hay un grupo de personas vulnerables sobre el cual no se ha hablado suficientemente: personas que usan drogas y quienes están en recuperación.

HRiA ha brindado servicios de recomendaciones a tratamientos desde hace más de 22 años. Entendemos que las personas que se recuperan de trastornos por el consumo de sustancias tienen riesgos de sufrir una recaída, y las emergencias como la pandemia de COVID-19 puede añadir estrés a la recuperación continua. Además, las personas en recuperación pueden tener una sistema inmunitario debilitado por el consumo de sustancias a largo plazo. Este artículo explora cómo las personas pueden continuar su recuperación y mantenerse saludables, y cómo sus seres queridos pueden ayudar durante esta crisis de salud pública o crisis futuras.

Para aquellos que están consumiendo sustancias activamente, nuestros amigos de la Harm Reduction Coalition han elaborado una guía integral para el consumo seguro de drogas durante la pandemia de COVID-19. Guía para aquellos en recuperación:

  • Hay que reconocer que esto es un tiempo estresante, y eso está bien. Es totalmente normal preocuparse por mantener la sobriedad en este momento.
  • Establezca una conexión con su patrocinador o un ser querido que confías. Llame a un amigo que confías o envíele un correo electrónico o mensaje de texto. Cuéntele cómo se siente y pídale lo que necesite.
  • Repase su plan. Durante su recuperación, ha creado un plan de acción para evitar una recaída. Repase su plan y úselo cuando sea necesario.
  • Identifique recursos en línea para complementar su plan. Si su plan implica ir a reuniones que ya no se llevan a cabo en persona, fácilmente puede encontrar reuniones en línea alternativas:
    1. Alcohólicos Anónimos (AA): http://aa-intergroup.org/
    2. Narcóticos Anónimos (NA): https://virtual-na.org/
    3. SMART Recovery en línea: https://www.smartrecovery.org/community/
    4. Para obtener ayuda para hallar más recursos, llame al servicio de información local y pida asistencia. En Massachusetts, el número es 211.
  • Repase su plan para emergencias. Su plan para emergencias no debe cambiar debido a una emergencia de salud pública. Su salud y bienestar durante la recuperación continúan siendo una parte importante de su vida.
  • Cambie su plan para satisfacer sus necesidades actuales. Piense en lo que puede hacer mientras se mantiene a salvo durante el distanciamiento social. Estas son algunas cosas que puede añadir a su plan:
    1. Pruebe incorporar prácticas de conciencia plena en su rutina diaria.
    2. Inicie y continúe un diario de agradecimiento.
    3. Reduzca el tiempo que pasa frente a pantallas
    4. Manténgase activo: camine o haga yoga.
    5. Mire su programa de televisión o película favorita en casa.
    6. Lea un buen libro.
    7. Medite.
    8. Escriba en su diario
  • Cuente con un suministro para 30 días de suplementos y medicamentos recetados, para mantener su salud y seguridad. En el caso de algunos medicamentos, rigen límites de cantidad y frecuencia del surtido, en particular, medicamentos para el tratamiento de las adicciones, como metadona y buprenorfina. Comuníquese con su equipo de atención médica para planificar la obtención de los medicamentos necesarios.
  • Manténgase informado, pero consulte las noticias con menos frecuencia. En una emergencia, es importante saber qué está sucediendo. Sin embargo, esto puede ser abrumador y causar mucha ansiedad. Intente desactivar las notificaciones de su teléfono y consultarlas con menos frecuencia, tal vez, una o dos veces por día. Cuando vea las noticias, consulte solo fuentes de confianza y evite la sección de comentarios.
  • Cambie la configuración de sus redes sociales. Mantenerse conectado durante el distanciamiento social es saludable, pero, en ocasiones, las redes sociales pueden ser una fuente de ansiedad. Silencie, oculte o deje de seguir personas que comparten información provocativa, desalentadora o incorrecta, según lo considere adecuado. Busque fuentes de contenido positivo.
  • Concéntrese en su salud. Aliméntese bien, hidrátese, duerma y manténgase conectado con sus seres queridos. Manténgase activo en la medida de lo posible, pero permanezca a salvo. Tenga cuidado con otras conductas adictivas, como comer en exceso y participar en apuestas.
  • Quienes se estén recuperando del consumo de opioides deben obtener Narcan (naloxona) y tenerlo listo para casos de emergencia. Obtenga más información aquí: https://helplinema.org/learn-more/overdose-prevention/

Si está en riesgo de sufrir una recaída (a veces se llama “recidiva”), siga estos pasos:

  • Lea How to prevent relapse (Cómo evitar las recaídas): https://helplinema.org/learn-more/treatment/recovery/relapse-prevention/
  • Llame a su patrocinador, instructor en el proceso de recuperación u otra persona de apoyo de confianza.
  • Comuníquese con una línea de ayuda. HRiA administra líneas de ayuda en tres estados. Si no encuentra una línea de ayuda en su estado, comuníquese con la línea nacional.
    1. Massachusetts: 800.327.5050 
    2. Illinois: 833-2FINDHELP 
    3. Vermont: 802-565-LINK (5465) 
    4. Línea nacional: 1-800-662-HELP (4357)

Si sufre una recaída, use su plan para emergencias.

  • Si sufre una emergencia y necesita atención médica o de salud mental, llame al 911.
  • Llame a su patrocinador u otra persona de apoyo de confianza.
  • Tenga presente que las recaídas forman parte del proceso y constituyen una oportunidad para reiniciar su recorrido.

Guía para seres queridos de personas en recuperación:

  • Llame a su ser querido o envíele un correo electrónico o mensaje de texto. Hágale saber que usted está para ayudarlo, aun por medios virtuales.
  • Reconozca que es un tiempo estresante, en particular, para quienes están intentando superar una adicción. Hable de forma abierta y honesta con su ser querido y dígale que sabe que esta situación puede funcionar como desencadenante.
  • Pregúntele a su ser querido cuál es la mejor manera de apoyarlo en este momento.
  • Comparta este recurso con su ser querido.
  • Si su ser querido se está recuperando del consumo de opioides, consiga Narcan y tenerlo listo. Obtenga más información aquí: https://helplinema.org/learn-more/overdose-prevention/

Recursos adicionales:

A medida que transcurre esta época difícil, recuerde que esto también pasará. Este no es el primer desafío que enfrenta durante la recuperación, y tampoco será el último. Manténgase fuerte y saludable, y recuerde que siempre habrá esperanza.