Prevención de recaídas

Una recaída se produce cuando alguien que está en recuperación vuelve a consumir alcohol u otras drogas. La recaída no es un fracaso y muchas personas intenran tratamiento más de una vez. La recaída es una parte común, pero difícil, de la recuperación de la adicción. La puerta al tratamiento y a la recuperación siempre está abierta.

Cuando alguien que está en recuperación tiene una recaída, presenta un mayor riesgo de sufrir una sobredosis. Esto se debe a que tiene una menor tolerancia por no consumir drogas de forma regular. A continuación obtenga más información sobre cómo parar una sobredosis con naloxona y las maneras de identificar y prevenir una sobredosis a continuación.