Servicios para el tratamiento del juego compulsivo

¿Qué es el juego? 

Al hablar de juego, la mayoría de las personas piensan en ir al casino y jugar en máquinas tragamonedas y con juegos de mesa o cartas. Sin embargo, hay muchas otras actividades que son tipos de juego, como las siguientes:

  • Billetes de lotería o billetes para raspar
  • Apuestas en deportes, incluidas las apuestas en línea en deportes de fantasía
  • Juegos en línea y móviles
  • Bingo
  • Apuestas en carreras de caballos o perros
  • Rifas

Cada vez que alguien arriesga algo de valor en un evento que está, al menos en cierta medida, determinado por el azar con la esperanza de ganar algo de valor, está jugando. Para muchas personas, el juego no genera problemas, pero otras pueden tener conflictos relacionados con esta actividad e incluso desarrollar un trastorno de juego compulsivo.

¿Qué es el juego compulsivo?

El juego compulsivo, también conocido como adicción al juego, es una conducta de juego que causa sufrimiento y problemas importantes.

No todas las personas que tienen dificultades con el juego tienen un trastorno de juego compulsivo, pero aun así pueden sufrir daños significativos. El juego que es perjudicial pero no cumple con los criterios para establecer un diagnóstico de trastorno de juego compulsivo se suele denominar juego problemático, problemas relacionados con el juego o juego inmoderado.

Para que se determine un diagnóstico de trastorno de juego compulsivo, una persona debe haber tenido cuatro o más de las siguientes experiencias durante el último año:

  • Necesidad de apostar con cantidad creciente de dinero para alcanzar la estimulación deseada
  • Sentimiento de ansiedad o irritabilidad cuando intenta reducir el juego o dejar de jugar
  • Varios intentos fallidos de controlar, reducir o dejar el juego
  • Pensamientos frecuentes sobre el juego (como recuerdos de experiencias anteriores de juego, planes para la próxima ocasión de juego, ideas sobre cómo obtener dinero para jugar)
  • Juego frecuente mientras se siente angustiado
  • Luego de perder dinero en el juego, regreso con la intención de recuperarlo (lo que se denomina «perseguir las pérdidas»)
  • Mentir para ocultar que está jugando
  • Poner en peligro o perder una relación importante, un trabajo o una oportunidad laboral o educativa debido al juego
  • Depender de otras personas para recibir ayuda con los problemas de dinero causados por el juego

Información proporcionada por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría

Aunque la persona no reciba un diagnóstico de trastorno de juego compulsivo, vale la pena que busque tratamiento por cualquier problema relacionado con el juego. Sin tratamiento, el problema con el juego puede empeorar con el tiempo. Las personas con trastorno de juego compulsivo que no reciben tratamiento pueden sentir preocupación por sus pensamientos sobre el juego, sentir que tienen que jugar más y apostar más dinero, sentir ansiedad o irritabilidad cuando intentan dejar de jugar o reducir el juego, intentar recuperar sus pérdidas o sentirse incapaces de parar.

¿Quién está en riesgo de tener problemas con el juego?

Cualquiera puede tener problemas relacionados con el juego, pero hay algunos factores que aumentan el riesgo, como los siguientes:

  • Género: los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de tener problemas con el juego
  • Influencia familiar y cultural: las personas que tienen familiares que han experimentado problemas con el juego o aquellas que provienen de una cultura donde el juego es habitual tienen más probabilidades de desarrollar problemas con el juego
  • Otros trastornos de salud mental, incluidos los trastornos de abuso de sustancias: las personas con ansiedad, depresión o trastornos de abuso de sustancias tienen más probabilidades de desarrollar problemas con el juego

Obtenga más información sobre los factores de riesgo para el juego problemático.

¿Qué puedo hacer si estoy preocupado por mi relación con el juego?

Si está preocupado por sus hábitos de juego, responda esta breve encuesta a continuación para hacer una evaluación.

  1. Durante los últimos 12 meses, ¿se ha sentido molesto, irritable o ansioso al intentar dejar de jugar o reducir el juego?
  2. Durante los últimos 12 meses, ¿ha intentado ocultarle a su familia o amigos qué tanto juega?
  3. Durante los últimos 12 meses, ¿ha tenido problemas económicos relacionados con el juego que lo llevaron a necesitar ayuda de su familia, sus amigos o la previsión social para afrontar sus gastos de vida?

Si respondió «sí» a una o más preguntas, es posible que tenga problemas relacionados con el juego. Sin embargo, este sitio no es adecuado para hacer una evaluación clínica y no puede proporcionarle un diagnóstico real. Comuníquese con la línea de ayuda llamando al 800-327-5050 o por chat para hablar con un especialista capacitado sobre cómo encontrar un proveedor que lo oriente para hacer una evaluación exhaustiva.

Otros recursos:

  • También puede resultarle útil leer First Steps to Change (Primeros pasos hacia el cambio), una guía que lo ayudará a entender sus hábitos de juego, determinar si necesita cambiar y decidir cómo sobrellevar el proceso real de cambio.

  • Los grupos de ayuda mutua pueden ser un lugar maravilloso para conectarse con otras personas. Asista a un grupo de Jugadores anónimos

Sepa que no está solo. Buscar ayuda es un gran paso y le recomendamos hacerlo lo más pronto posible.

¿Qué puedo hacer si estoy preocupado por la relación con el juego de un ser querido? 

Los problemas con el juego suelen repercutir en la familia y los amigos. Es importante apoyar a su ser querido y hacerle saber que cuenta con usted mientras se enfrenta a sus problemas con el juego. Puede obtener más información sobre cómo apoyar a un ser querido que tiene una adicción aquí.

También es importante que usted se cuide, así que considere conectarse con Gam-Anon, un grupo de ayuda mutua para personas afectadas por los hábitos de juego de otras. Comuníquese con la línea de ayuda llamando al 800-327-5050 o por chat para hablar con un especialista capacitado y encontrar un grupo cercano.